Ya es un hecho: Anna Gabriel se queda en Suiza y Pablo Llarena cursará una orden de detención

Así es como se hacen las cosas, Acción …Reacción. Esa es precisamente la carencia que ha tenido este País a la hora de tomar decisiones. Nos hemos cansado de decirlo, con gentuza no tiene que haber segundas oportunidades; porque la primera vez que nos engañen, como dice el refrán, es culpa del que nos engaña, pero la segunda ya es culpa nuestra.

Son abusadores profesionales que siempre van provocando, en una especie de juego infantil, un “escondite inglés” en el que los participantes tratan de engañar a la “madre” sin que esta les vea mover los pies, salvo castigo de volver a la casilla de salida.
Ójala, esta sea la tónica de futuro, no sólo con los jueces, sino también con los políticos, que desde luego han reaccionado tarde, muy tarde. Esperemos que no sea demasiado tarde.

En esta ocasión, después de que Anna Gabriel, la muñeca “sobaquines” tomara la decisión de quedarse en Suiza, y no comparecer el miércoles ante el Tribunal Supremo, en una jugarreta más. (No olvidemos que solicitaron un aplazamiento de una citación anterior); ni agua, no hay que darles ni agua, cualquier concesión, cualquier permiso, cualquier gesto de aparente debilidad, será tomado por el abusador en su lógica pícara, como una señal de seguir adelante en su abuso. Ante esto, por su propio bien, hay que realizar una tarea educativa… la que no realizaron sus puñeteros padres, (no nos referimos a la chica anuncio, a la de las camisetas con mensaje), a todos estos les ha faltado algún cachete de pequeños, y ahora los cachetes han de darse así. El pobre Juez Llarena ya tiene a seis de sus investigados fuera de España, ahora ya no debe seguir esperando a que acuda, deberá cursar órdenes internacionales de detención. Obviamente para que eso suceda, ha de perfeccionarse la desobediencia, manteniendo la convocatoria realizada. Será entonces cuando la máquina de la justicia se ponga en marcha y la pelota cambien de tejado, será ahora Suiza quien deberá tomar decisiones; decisiones que en principio no parecen muy favorables, precisamente por eso se ha ido Anna Gabriel a hacer compañía a Heidi y a su abuelito a las montañas; como si fuese ella la cabritilla «Copito de Nieve»,(¿será Clarita…Echenique?)… en Suiza ya algunos voceros de los indepes han adelantado que en el país helvético no se extradita por delitos políticos.
Mientras tanto la Fiscalía ha solicitado a S.Sª que se declare compleja la causa, esto es, que se alargue el plazo máximo permitido por ley para estar en fase de instrucción, con la posibilidad de la práctica de nuevas pruebas. La pretensión es tener más plazo para preparar la defensa, dado que el Supremo es instancia única, y su sentencia una vez firme, es inamovible. Todo este tipo de solicitudes de aplazamiento, y de presentación de escritos, tienen como fin entorpecer la tramitación ordinaria, y la adopción de la complejidad de la causa.

Ante eso la firmeza ha de ser nuestra mejor baza.