Y Benzema corrió, Bale voló, Karius perdió el partido y van 13

El Liverpool empezó bien. Hay que reconocer que la capacidad de presionar, de apretar, de impedir jugar al Real Madrid fue evidente en la primera media hora del partido. Si la defensa blanca estuvo bien, con la salvedad del gol del Liverpool, ni Kroos, ni Casemiro, ni Isco estuvieron finos a la hora del pase y el juego y es que el Liverpool apretaba mucho y bien. Modric, un maestro.

De cxualquier forma, buen partido de todos. Todos los jugadores del Madrid podrían puntuarse con un entre un seis y siete y los dos mejores fueron dos a los que desde aquí hemos sentenciado muchas veces: Benzemá que corrió y fue un pillo y Bale que marcó el gol de la final, el gol de su vida y un gol que se repetirá mil veces en todo el planeta para siempre.

¿Habría ganado el Madrid sin Karius, el portero del Liverpool? Probablemente sí. Es como si el Madrid, aun estando regular, tuviera la capacidad de ganar las finales con ese algo que el Madrid tiene y que reconoce hasta el propio Messi como un plus indefinible en este tipo de partidos.

Ronaldo no hizo un buen encuentro. Pero es la raíz de este Real Madrid: el Madrid de Ronaldo, como lo fue de Di Stefano, ayer se hizo leyenda: 4 champions en cinco años, tres consecutivas. Brutal.