Y, aunque entre oraciones, seguimos en la Champion

Estamos en semifinales. De milagro pero el Madrid está en semis de la Champion. El Barsa, por cierto, no. El partido ha sido de infarto, como mola la Copa de Europa. Hasta a base de pasarlo mal se disfruta del fútbol.

Es muy difícil decir que le ha ocurrido hoy al Madrid. Sin duda, el problema ha estado atrás y en el primer  tiempo más que en el segundo.  No lo veréis en las repeticiones del primer gol de la Juve, lo que descuajeringa al Madrid todo el primer tiempo, pero Casemiro la caga, siempre la caga al menos una vez, y hoy la cagó en el primer minuto de partido y su cagada genera el gol de la Juve que pudo ser el principio del fin.

A partir de ahí al Madrid le entra el tembleque y empiezan a jugar, mal, para no recibir más goles. Encorsetados, agarrotados y acojonados.  El segundo gol  viene por el lado de Marcelo y lo mete Mandzukic cubierto por Carvajal en lugar de por alguno de los centrales que, en mi opinión, no estuvieron bien. Y ello  más por culpa de Varane que fue, es mi impresión, el que ponía nervioso a Vallejo.

Y así las cosas, el Madrid se va con un 0-2 al descanso y el tembleque en las piernas. Tembleque del que se salvaron Isco, el único que pidió  el balón y lo buscó durante todo el partido, y Cristiano con su gol final. Como consecuencia del tembleque vino el error de Kaylor Navas y el tercer gol de la Juve. Y fue a partir de ahí, en realidad, desde el inicio del segundo tiempo cuando el Madrid se hizo con el control del partido y se mereció algún golito.

Y llegamos al minuto 92, el minuto del Madrid. Y le hacen penalti a Lucas Vázquez. Un penalti tan simple como que un tio desbocado te entra por detrás con todo, yendo al bulto y te derriba justo  antes de que puedas controlar un balón delante del portero.   Penalti. ¿Discutible? Hombre,  hay quien dice la tontería de que el empujón no fue suficientemente fuerte y es que se creen que ese empujón se da con las manos. Ese empujón lo da un tio grande con todo su cuerpo y le mete un buen viaje a Lucas que no se lo inventa.

Y va Ronaldo,  tira el penalti y, como casi siempre, lo mete. Y el Madrid a semis. Bale, se quiera o no, señalado y una cosa más: Isco fue de lo poco salvable hoy del Madrid. Si Zidane y sus compañeros no se dan cuenta de que Isco juega mucho al fútbol, si los compis no empiezan a buscarle más de lo que lo hacen con balones en las proximidades del área es que, aunque sean jóvenes y corran, saben poco de fútbol.