VOX llena el teatro de la Latina

VOX sigue su buena marcha. Hoy ha llenado el Teatro de la Latina en un acto del que se han hecho eco muy pocos medios de comunicación. Por supuesto, ninguna tele. Serán fundamentales para VOX, y para España, sus resultados electorales en las próximas elecciones al Parlamento Europeo. Ahí VOX tiene que irrumpir y de ahí pasar al Congreso de los Diputados. Sin éxito en las inmediatas europeas VOX debería reinventarse. Esa es la estela lógica y la que marcó la aparición de Podemos, por ejemplo, en la escena política. VOX deberá hacerlo, a diferencia de Podemos, sin teles con las que contó Pablo Iglesias antes de disponer de un solo cargo electo en el Parlamento Europeo.

La actividad de VOX viene siendo constante, seria pero sorda. Sorda en tanto en cuanto el silencio de los medios de comunicación es casi completo y, por supuesto, premeditado y lo seguirá siendo. Admirable el trabajo jurídico que VOX está llevando acabo en el tema de Cataluña.

Nos vamos a permitir dar tres consejos a VOX. El primero, mover la calle. Sin calle no hay medios de comunicación. En el caso de VOX es posible que ni con calle se le dé visibilidad en los medios, prácticamente todos de izquierda o de la progrederechía, pero sí la pueden obtener con calle, al menos, en redes sociales. El segundo consejo es dotarse de un mensaje social comprometido. El liberalismo, sin más,  no es buena receta para solucionar los problemas de la gente que carece de recursos económicos. El tercero tomar la bandera de la memoria histórica. Es un presunto punto fuerte del PP que el PP defiende con toda la debilidad posible por lo que todo cuanto vota PP, que esté contra la memoria histórica socialista ante la que el PP calla, puede derivar su voto, por esta y otras razones, a VOX. En este sentido, la línea perfecta la viene marcando Pío Moa: una especie de democratismo con un balance positivo del  franquismo.