VOX, Capitanea la protesta contra la situación antiespañola. La respuesta aún es demasiado tímida

VOX, ha pretendido encabezar la respuesta al contubernio contra España, en el que un montón de alimañas, cual jauría de hienas se cierne sobre una nación grande que se encuentra herida de muerte; herida sí, pero aún respira, aún no ha entregado el alma, y aún cuenta con hijos que además de llorarla están dispuestos a defenderla.

Necesitamos gente que sin complejos haga lo que no va a hacer el presidente Sánchez, hipotecado a sus aliados a cambio de sus apoyos envenenados, que hagan lo que no ha hecho el antiguo presidente, que parecía víctima de una sobredosis de Prozac. Necesitamos un “Quim Torra”, si se nos permite la comparativa, que sea capaz de colgar un lazo con la Bandera de España del Parlamento, que aplique un art. 155 fuerte, no, fortísimo en el que el que se mueva no vuelva a salir en la foto. Alguien sin complejos, alguien que no se arrugue en la defensa de España, que se sienta español, profundamente español y presuma de ello, alguien que se remangue en la tribuna del parlamento, y nos enseñe los pelos del antebrazo levantados, cada vez que se hable de España. No un mercenario que cobre un sueldo por hacer de presidente, no un Piqué que lleve el brazalete de capitán por “imperativo legal”, alguien que de verdad sienta los colores.

Apreciamos la caída del Pp porque se la merecía, por corrupto, por inoperante, por traidor a España,  se la merecía más si cabe porque teniendo la salida airosa de dimitir, no la utilizó, y se refugió en un bar durante 8 horas para como Boabdil, llorar como mujer lo que no supo defender como un hombre,  apreciamos la subida de Ciudadanos, porque la ciudadanía debe ser capaz de ver, que ya está bien de votos útiles y que otras opciones son posibles, aunque renegamos de sus actuales silencios.

Y en cuanto a Vox, apreciaríamos sinceramente las subidas de su electorado, y la obtención de resultados traducidos en escaños. Bien es cierto que tiene que sacar más pecho todavía, porque ser tibios llegado el momento, no les llevará a ninguna parte. Da lo mismo lo tibios y democráticos que quieran ser porque de cara al resto del arcoíris electoral son y serán la extrema derecha, al igual que los falangistas, al igual que los fascistas, al igual que los nazis, al igual que Ciudadanos, o al igual que el PP.  Todo lo que no sean ellos, todo lo que sea defender a España, todo lo que sea enarbolar con orgullo una rojigualda es ser un fascista, es ser de extrema derecha, y llegados a ese punto… Sea.

Vox convocó este domingo a las 20,00 a los patriotas en un montón de ciudades a lo largo de toda España; pero aún la respuesta fue tibia, reunió 2000 personas en Barcelona, 1500 en Sevilla, unos miles en Madrid, pero fue una respuesta deslucida, no parecemos creer en el lema de la convocatoria “España lo primero”, se reivindicó la unidad del Estado frente al separatismo catalán, y el apoyo otorgado por estos a un nuevo ejecutivo títere, Uno de los eslóganes utilizados fue “Elecciones sí, traidores no” El gobierno está formado por los enemigos de España, que han sido capaces de unirse en una unión imposible, pero  lo suficientemente efectiva para seguir metiendo dentelladas a la España herida. Pero sin embargo los que amamos a nuestra Patria somos incapaces de unirnos para defenderla, ni siquiera en una unidad estratégica, puntual, ni siquiera para dejar de criticarnos unos a otros.

De hecho las críticas de siempre, las críticas de los puristas del patriotismo hacia VOX, se dejan oir por doquier. Pues desde el Muro del Pueblo Español, les decimos, nosotros más que nadie nos hemos opuesto a actitudes, comportamientos, y  respuestas timoratas de VOX. Pero hoy VOX es quien está encabezando la respuesta, hoy VOX es el banderín de enganche, y mientras no haya una respuesta más seria, más posibilista, menos sectaria… Nos tendrán a su lado, al lado de militantes de VOX, pero también al lado de seguidores del PP, de Ciudadanos  o del PSOE, que estén dispuestos a dar un paso al frente para defender a su Patria, no es momento de sutilezas, no es momento de dudas, es la hora de España, y sus enemigos están crecidos.

Hoy VOX, constituye una de las pocas ofensivas judiciales, que aún se mantienen contra los rebeldes a España, y mucho nos tememos que ante el inminente cambio del Fiscal General del Estado, quizás sea la única. Por lo tanto debemos plantar cara y apoyar en este momento a los únicos que pueden mínimamente representar nuestros objetivos.

Habrá que decirle a Abascal y a su gente que aún tiene mucho más que corregir el rumbo, pero desde luego en este momento por parte nuestra, no estará sólo.  Y a lo mejor quienes critican a quien defiende a la Patria de una o de otra manera deberían plantearse si con sus actitudes no están poniendo peso en el otro platillo de la balanza, haciendo que el final sea más inminente.

No sólo VOX contará con nuestro aplauso, también se lo dedicaremos a cuantas opciones serias vayan por el mismo camino de la defensa sin complejos de la gran nación española.

 

4 Comentarios

  1. Pero por lo menos se ha lanzado clara y nítida la voz de VOX, que no olvidemos es hoy por hoy, un partido pequeño, casi insignificante, extraparlamentario, incluso.
    Confío y espero que la gente empiece a votarles en serio, y puedan obtener VARIOS DIPUTADOS.
    LA GENTE QUE DEFIENDE ESPAÑA, LA UNIDAD NACIONAL, QUE ESTÁ EN CONTRA DE LAS AUTONOMÍAS, ETC., TAMBIÉN TIENE DERECHO A SER OÍDA Y REPRESENTADA.
    Y más después de la TRAICIÓN DEL PP A SUS VOTANTES TRADICIONALES…

  2. Sin duda, el trabajo de Vox es admirable. ¿Que se le pueden poner pegas? Sin duda, también. Pero, al menos a la vista, no hay opción mejor que VOX en estos momentos con alguna esperanza electoral y es lo suficientemente buena.
    Fuerzas políticas, en mente de muchos patriotas, simplemente son un desastre. Igualmente se les pueden poner pegas ideológicas gravísimas y su escasa capacidad de trabajo, su escasa eficacia política, su nula inteligencia política los coloca completamente al margen de la realidad electoral.

    • VOX VA A OBTENER VARIOS DIPUTADOS en las próximas elecciones generales, y algún EURODIPUTADO, Dios mediante.
      Hoy por hoy, VOX es el único partido a la derecha del PP CON FUERZA Y EMPUJE.
      Ahora bien, DEBERÍAN SOLTAR LASTRE, Y ME REFIERO A ABASCAL, que tendría que pasar a ser un afiliado más o, o como mucho un dirigente, pero no la cabeza del partido.
      ABASCAL ES UN VIVIDOR DE LA POLÍTICA, y quienes hagan la “nueva política” tienen que ser personas de la calle, profesionales de lo suyo, que se dediquen temporalmente a la actividad pública, pero que luego vuelvan a sus ocupaciones habituales.
      NO POLÍTICOS PROFESIONALES Y PROFESIONALIZADOS, COMO HASTA AHORA, que hay gente que se van a jubilar COMO POLÍTICOS, sin oficio ni beneficio.

Comentarios cerrados.