Viktor Orbán y Gábor Vona se comen a la izquierda en Hungría

El gobernante partido Fidesz, del polémico primer ministro Viktor Orbán, ha logrado una victoria arrolladora en las elecciones generales de Hungría celebradas ayer domingo, con el 48,9 %, según el 95 % de los votos escrutados.

Además el ultraderechista partido Jobbik, liderado por Gábor Vona, ha alcanzado el 20 %, y la coalición de izquierdas, formada por los socialdemócratas y «Diálogo» que ha apoyado a Gergely Karácsony con un 12 %.

Con estos datos, el Fidesz no solo logra cuatro puntos porcentuales más que en el año 2014 sino que podría conseguir la mayoría de dos tercios en el Parlamento, con 133 escaños. El Jobbik, por su parte, obtendría 27 escaños, la coalición izquierdista 20, la Coalición Democrática 9, mientras que los ecologistas del LMP tendrían 7.

Orbán ha confirmado este domingo ante sus seguidores en Budapest su triunfo electoral, el tercero consecutivo después de 2010 y 2014, y ha dicho que el resultado es una «gran victoria para Hungría, que ahora podrá seguir en su camino iniciado, para poder defender al país».