Viktor Orbán desvela la mentira de Merkel: Hungría no acogerá a los inmigrantes que deshecha Alemania

Hungría, la República Checa y Polonia han asegurado que no existe ningún acuerdo con Alemania para acoger a los refugiados que serán expulsados del país germánico.

“Es el bulo político de siempre, no existe ningún acuerdo”, ha dicho el primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, a la agencia MTI. También ha desmentido la información el jefe de gobierno checo, Andrej Babis, según ha recogido el portal informativo napi.hu. Por otra parte, un portavoz del ministerio de Exteriores polaco ha dicho a Reuters que “no hay ningún acuerdo nuevo referente a la recepción de refugiados de países de la UE”.

Estos desmentidos se han producido después de que la canciller alemana, Angela Merkel, remitiera un documento de ocho páginas a sus socios en la gran coalición, la CSU y el Partido Socialdemócrata (SPD), en el que aseguraba que en el Consejo Europeo de esta semana logró el compromiso de 14 socios comunitarios para acelerar la devolución de migrantes de Alemania a esos países.

Los 14 países mencionados en el documento de Merkel son Hungría, Polonia, República Checa, Bélgica, Dinamarca, Estonia, Francia, Finlandia, Lituania, Letonia, Luxemburgo, Holanda, Portugal y Suecia.

Lo desvelado por el mandatario húngaro supone confirmar lo que ya sabíamos: que la postura adoptada por Pedro Sánchez, lejos de poder ser considerada gallarda y solidaria, hay que considerarla cobarde y nociva con los ciudadanos españoles y contraria a los intereses de España. En países con más orgullo nacional y más decencia de la clase política nunca se tomaría una decisión que perjudicase la convivencia en sus ciudades. Esto es lo que ha hecho el Gobierno español.