Victoria Secret, o como se escriba: ¿Qué coño es esto que está hasta en la sopa?

Todo el planeta está pendiente del desfile de los angeles de Victoria Secret. No hay digital, no hay telediario, las radios algo menos por razones evidentes, en el que no se exhiban las imágenes de este desfile de moda, por así decirlo, que año tras año,  desde hace ya  unos cuantos,  se viene desarrollando cada vez con mayor resonancia.

¿Y que es esto? ¿Es de verdad un desfile de moda? Pues hombre. Dando por hecho que la moda es una gilipollez importante que sirve para poco más que obscenas exhibiciones de riqueza y clasismo, llamar desfile de moda a una jartá de pibones medio en pelotas paseando bragas, tangas, tanguillas o sujetadores varios  es complicado. En lo que respecta a las mujeres, no sabemos hasta que punto les resulta agradable ver pasar semejantes pibones y no se les produce una especie de frustración mental ante, digamos, difíciles perspectivas de emulación de las modelos.  En lo que respecta a los hombres, me temo que el aspecto moda nos la trae bastante al pairo a la hora de ver este desfile.

Lo llamativo es que esta idiotez sea tan importante en todo el planeta Tierra.  Ni siquiera vemos aquí una teoría conspirativa. Simplemente puede decirse que el mundo vive pendiente de cosas que dejan en bastante mal lugar al mundo y, por cierto, a las modelos cuyo edificante ejemplo moral no es el más positivo.

4 Comentarios

  1. Chochitos frescos.
    El “único” problema es que la mayoría de ellas -por no decir todas-, lo han hecho más veces que una profesional…
    Y sino, ¿por qué cree usted que han sido “elegidas”…?

  2. ¡HALA!
    Pues este año hay una española en el desfile de ROPA INTERIOR. ¿Qué queréis bragas de esparto?
    Si usasemos bragas de esparto el desfile sería con ellas, pero si es de lencería, pues es de lencería.
    A todo le veis pegas.

    • También lo es un Mundial de Futbol, que viene a ser lo mismo que este desfile. A mí que me gusta la moda lo veo como un espectáculo súper creativo, aunque basado en una misma historia central (un único atrezzo). Digamos que es como el Mundial de las Modelos, como lo podrían ser ciertas pasarelas del mundo. Y ya está. Es un punto que también crear mucha polémica: que si el culto al cuerpo, que si la inversión,,, jolín como todo lo que va a lo grande y es famoso. Peor es la Coca-Cola que a parte de está de propaganda en cualquier medio del mundo y la tienes hasta en el economato del pueblo de la montaña. Tu no tienes un ángel de Victori’as Secret en el economato. 😉
      Y este año hay una española en las Top on the top. A mi personalmente no me molesta el modelaje. A mi eh. Si veo paupérrimo el Calendario Pirelli, porqué ni tiene atractivo ni tiene sentido.

Comentarios cerrados.