Venezuela sigue en shock tras el asesinato de Oscar Pérez

Poco a poco se van esclareciendo los hechos que terminaron con el asesinato de Oscar Pérez por los matones de Maduro. Es imposible llamarlos policías. Y, con certeza, en la medida en que los hechos se vayan esclareciendo más, se irán  mostrando peor de lo que imaginemos e irá quedando más claro que Oscar Pérez y sus hombres fueron brutalmente asesinados.

Entre las curiosidades del Régimen asesorado por Podemos encontramos la imposibilidad de que los familiares accedan a los cadáveres de los asesinados y ya veremos si hay autopsia o no y cremación o no. Hasta Amnistía Internacional ha dicho que estamos ante una ejecución extrajudicial, es decir, un asesinato.

La MUD, que representa a la oposición a Maduro, se ha negado a asistir a unas negociaciones, en nuestra opinión incomprensibles, que se siguen con los comunistas venezolanos en Republica Dominicana.

Un dato que a quienes conocemos la historia del comunismo nos ha llamado la atención es el siguiente: Pimentel, otro de los hombres asesinados junto con Oscar Pérez, estaba casado. ¿Dónde estaba su mujer? En prisión. Los que hayan leído Archipiélago Gulag  recordarán que una técnica habitual de la represión comunista es encarcelar a los familiares de sus enemigos políticos. Lo mismito que las peores mafias.