Venezuela, Irán, Podemos. La Pabloski “conecction”

Parece ser que Podemos no recibió financiáción ni de Venezuela, ni de Irán. La recibieron determinadas asociaciones,medios de comunicación, fundaciones y personas vinculadas al 15M y que, después, poco meses, semanas o minutos después, fundaron Podemos. Es lo que viene a decir un tal Rioboo que fue socio de Pabloski.

Por cierto, Manos Limpias metió la patita con una querella, jurídicamente hablando, lamentable contra Podemos que se vino abajo. ¿Por qué no lo mueve la Fiscalía? Quizá porque Podemos es el slogan electoral del PP.

La ley no admite la financiación de partidos políticos con dinero extranjero. Nos parece una idiotez. No vemos inconveniente en que organizaciones políticas afines se ayuden mutuamente en distintos paises. Lo que sí es necesario, si esto se produce, es conocer la procedencia de esa ayuda públicamente.

En este caso, una procedencia es Venezuela, es decir, un socialismo antidemocrático cuya tendencia final es articular un sistema legal, previa vulneración de todas las normas, que permita el mantenimiento en el poder del socialismo ad eternum tras una apariencia de democracia. Eso es lo que Maduro está haciendo en Venezuela. De por medio, algunos muertos políticos y algunos presos políticos. Pecata minuta para la izquierda.

La otra procedencia es Irán. Que la extrema izquierda se financie por el islamismo es surrealista. Es lo que Pabloski llama cabalgar las contradicciones. Y lo que, en realidad, es aquello tan revolucionario y tan socialista y tan peligroso de que el fin justifica los medios.

Ambos, Venezuela e Irán, se prestan a financiar la extrema ziquierda con el objetivo de desestabilizar un país occidental y la extrema izquierda, que maja ella, se ofrece. Que el pueblo español tome nota.