Urkullu pone el dedo en la herida: Reunificación de presos contra Presupuestos

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha puesto la pelota en el tejado del Gobierno. Cree el lehendakari que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, debe “liberarse” del discurso, “del que es autor también el PP”, que “interpreta” que el fin de la dispersión de los presos de ETA o su acercamiento “persiguen la impunidad, la amnistía, la liberación o el reagrupamiento”. Es el pase de la muerte que antecede a que se nos asegure que reagrupamiento no significa ablandarse con los presos ni hincarse de rodillas ante la banda terrorista. Pero cualquiera dice “no” al partido del lehendakari, gracias al cual tenemos aprobados los Presupuestos.

Sin ser cierto que no se haya negociado hasta ahora (la Vía Nanclares es negociación), menos cierto es que la rendición de la banda terrorista ETA no va a salirle gratis a la sociedad española. El discurso de que hay una generación de españoles que no han tenido que levantarse con la noticia de un nuevo atentado no borra la sensación de chantaje y extorsión a la que nos somete el terrorismo etarra, todavía vivo cuando uno piensa que, efectivamente, la guerra puede declararse y las armas volver a comprarse. Así que habrá que portarse bien o los muchachos de ETA volverán a las andadas.

“Rajoy necesita liberarse de una contaminación, de una intoxicación que se ha querido hacer durante muchos años. Se ha querido hacer ver que pedimos una modificación de la legislación penitenciaria, cuando estamos hablando de su cumplimiento, de la individualización de las penas, de los beneficios penitenciarios a los que tienen derecho los presos”, señala Urkullu en sendas entrevistas que publican este domingo El Diario Vasco y El Correo.

El lehendakari tiene la esperanza de poder trabajar en esta materia con Rajoy porque “son muchos años” los que llevan hablando sobre ello, aunque señala que el Gobierno del PP “está condicionado por un discurso que generó y no ha ido aliviando” y se enfrenta además “al marcaje de Ciudadanos, que tiene un discurso que en su día articuló el PP mezclando el terrorismo con el nacionalismo”.

1 Comentario

  1. Y el siguiente paso será pedir LAS COMPETENCIAS SOBRE PRISIONES, como ya se concedieron hace años a los catalanes, y aquí paz y después gloria.
    En otras palabras QUE LOS ASESINOS DE CASI MIL PERSONAS, en un par de años, o menos, ESTARÁN TODOS EN LA CALLE, Y DISFRUTANDO DE LA VIDA.
    ¡Gracias, Rajoy y PP, por ser tan traidores!

Comentarios cerrados.