Un país paralizado por culpa del separatismo y la inoperancia del gobierno

Desde el pasado mes de junio el Gobierno ha paralizado prácticamente su actividad legislativa para dedicarse casi en exclusiva a afrontar el desafío secesionista catalán. ¿Y qué han conseguido?¿Qué ha cambiado en Cataluña? Nada.

A la espera del 21-D y, más aún, hasta el momento en que se constituya un nuevo Gobierno de la Generalitat que permita la retirada del 155, el Ejecutivo central mantiene paralizados algunos de los trabajos más importantes que afectan a todo el país.