Un nazi llamado Quim Torra

El nuevo presidente de la Generalidad tiene la piel muy fina. Las acciones de sus cachorros, sembrando Cataluña de lacitos amarillos o sus playas de cruces, no parecen importarle demasiado.

La amenaza y coacción diaria a todo aquel que se manifieste español, tampoco. Sin embargo, cuidado con decir de él que es un nazi porque entonces se enfada de verdad. De momento, se ha querellado contra el exvicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra por delitos de injurias graves e incitación al odio, debido a las declaraciones en las que le tachó de “nazi”, y le ha enviado dos libros sobre catalanes en campos de concentración nazis. En declaraciones a la cadena Ser, el pasado 28 de mayo, Guerra afirmó:

“Tenemos a un presidente de la Generalitat que habla exactamente igual que un nazi, pero decimos que es supremacista, no vaya a ser que se enfade”.