Un juzgado Guipuzcoano admite a trámite un procedimiento contra el Franquismo por los supuestos crímenes de Elgeta

 Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, en la querella presentada por el Ayuntamiento de Elgeta, contra el Franquismo, se encuentran dos ataques supuestamente producidos por ultraderechistas en los años 80. Todo vale.
Parece ser que el Juzgado de Instrucción número cuatro de Bergara va a investigar los supuestos crímenes del franquismo, en base a una denuncia presentada por el Ayuntamiento de Elgeta. Hasta ahora todos los juzgados han rechazado de manera habitual todo este tipo de denuncias, puesto que los hechos denunciados, aunque pudieran ser reales, se hallarían prescritos. Pero ahora la denuncia parte del ayuntamiento, obviamente el alcalde de Elgeta es de un partido con un importante «Bagaje democrático», EH Bildu, como no podía ser de otro modo.   La querella presentada se refiere a hechos que de haberse cometido, sería hace 80 años.
Se denuncian 14 crímenes, entre ellos una violación a una chica de 14 años. Desconocemos la realidad de lo relatado en el escrito de querella, evidentemente si es EH Bildu, quien lo dice, ya es suficiente razón para pensar que los hechos no ocurrieron así. Pero en el caso de que se hubiese violado a una chica de catorce años, los hijos de puta de los violadores, (a cada cosa lo suyo), no podrían pagar por algo que está ya prescrito; pero nos permitimos dudar que violasen a esa chica como parte de una trama genocida. Los otros trece crímenes denunciados, en caso de haberse cometido, serían crueles, execrables, pero no genocidas. Si en un pueblo conquistado por los nacionales, se juzgó y condenó, se ajustició, o se asesinó, a catorce personas, y no a todo el pueblo, sería porque no se quería hacer un genocidio, sino en el peor de los casos, sólo ajustar cuentas o vengarse.  ¿Por qué entonces enmascararlo de genocidio?. La respuesta es fácil, porque internacionalmente se considera que el genocidio y los crímenes contra la humanidad no prescriben, y esa sería la única forma de perseguir ahora 80 años después los hechos denunciados.
Dado que los posibles autores de los hechos, soldados nacionales, mayores de edad al suceder los mismos, deberían tener en este momento más de cien años, lo normal es que ya hubiesen fallecido, ¿qué se pretende entonces si no se puede atribuir responsabilidades personales a los posibles autores?. Obviamente, los de Bildu, cargarse de razones para criminalizar una vez más al Franquismo.  Pretenden como sucediese con Rambo en el cine, ganar una guerra que perdieron, pero esta vez … en los juzgados.

Hay  detrás de esto incluso una Plataforma, la Vasca contra los crímenes del Franquismo, y varios colectivos, en los que siempre está detrás el mismo tipo de gente, proveniente de grupos de ideología Marxista, Troskista y Abertzale. Eso sí siempre basándose en la defensa de los supuestos Derechos Humanos y del Derecho Penal Internacional.

Queda probada la manipulación que se pretende hacer de la justicia,  la vastísima instrumentalización política, este ayuntamiento ya intentó esta criminalización a través del Juzgado de Buenos Aires, que lleva María Servini de Cubría, que investiga casos de ese tipo. Es decir… la Justicia, bajo pedido, el Juez a elección.

A poco que la Justicia Española sea mínimamente profesional archivará sin duda este nuevo intento de manipulación política.   Pero que sean los Batasunizados alcaldes quienes pongan las denuncias, no deja de ser como poner a la Zorra, o a sus hijos, a guardar las gallinas.

Vean en la foto al pie, miembros del colectivo «Intxorta 1937»,  del bando denunciante.

23104588.JPG