Un espacio para la poesía en El Muro del Pueblo Español

Cuando propuse esta sección en el Muro del Pueblo Español, hubo algunas reticencias, pero pronto quedaron disipadas; la duda era si no pecaríamos de blandenguería en los tiempos que corren; si lo estético acabaría ocultando lo ético… y eso no sería pecar de vanidad o de superficialidad… pero no, pretendemos que nuestro pragmatismo no se esconda en lo prosaico, que nuestra ética sea estética, intentamos que las cosas sean ordenadas, que los versos tengan rima, que la pintura sea bella, que lo artístico, sea del estilo que sea, reniegue del feísmo; reniegue de la vaguería y la estulticia que suele acudir disfrazada de modas, de modernidad o de corrientes artísticas.

La cultura y la pasión no está reñida con el alma abigarrada, será esta sección un constante recordatorio de nuestra historia, de nuestras hazañas, de nuestras leyendas, será una sección que entre tanta noticia y tanta realidad dirigida al entendimiento, a la cabeza, estará dirigida al corazón, tocará fibras, pondrá el vello de nuestro piel de punta… y si no es así, no habremos conseguido nuestro objetivo, y más valdrá que la cerremos.

Nuestra vida a diferencia de otras, ha de ser por fuerza mejor, nuestra esencia está guiada porque sucumbimos al ver los ojos del universo enclavados en un bonito cuerpo de mujer, en la niebla que se adentra en la montaña, en los trigales de Castilla mecidos por la leve brisa de la tarde, en el peso de un buen libro en nuestras manos, en los sueños de empuñar una espada para defender a nuestro Pueblo, en no temblar por el olor de la pólvora o la sangre, pero si hacerlo con el olor del mar o de la piel de un niño recién nacido. Somos distintos, nos conmueve nuestra Patria, si eres capaz de entender estas líneas esta será tu sección, si no… sigue leyendo noticias, déjanos con nuestra locura, pero no dejes de recordar ese pequeño trozo de un discurso fundacional que en los años treinta decía así:

“Dejando alzada nuestra bandera, vamos a defenderla alegremente, poéticamente. Porque hay algunos que creen que para aunar voluntades conviene ofrecer las soluciones más tibias; creen que se debe ocultar todo lo que pueda despertar una emoción o señalar una actitud enérgica y extrema. ¡Qué equivocación! A los pueblos no los han movido nunca más que los poetas, y ¡ay del que no sepa levantar, frente a la poesía que destruye, la poesía que promete!”

Iremos subiendo audios en esta nueva sección que hemos querido llamar «Rimas de Leyenda». Podéis escucharlas en em reproductor de audio que aparece en la barra lateral de nuestra portada.

2 Comentarios

Comentarios cerrados.