Un año sin Nacho… In memoriam

Ayer, hacía un año que fallecía nuestro camarada Ignacio Martín «SUMO», gran amigo del equipo de redacción de este Muro.
Nacho se marchó de golpe, su corazón no resistió más emociones, más penas y alegrías y decidió pegar un salto, un salto grande que le llevó a su nuevo puesto de guardia, allá sobre los luceros.

Su marcha, nos dejó tocados a muchos de sus amigos, fue de improviso, cenas con él… tomas una copa… hablas por teléfono… y mañana ya no está. Como todos, era un hombre lleno de defectos y virtudes, pero si tenía dos señas de identidad que le caracterizaban, eran: una su amor a España y a todas sus tierras, (con un especial cariño a Navarra y Toledo) y otra su forma de darse a los demás, cualquier cosa que pudieras necesitar, sólo había que insinuarselo y volaba por todo el mundo, no tenía nada suyo porque todo lo daba; pero igual que te daba, te robaba. Así robó poco a poco el corazón de todos sus amigos.

Nacho era un tipo sencillo, amigable y siempre presto a tener una buena conversación con una copa en la mano.

Hoy me decía una amiga… recuerdo que te hizo mella su muerte…
– ¿Os quedaron muchas cosas por deciros?

Me he puesto trascendental, y le he dicho lo que en ese momento sentía…
No, no nos quedó nada por decirnos, los amigos nos lo tenemos dicho todo; en cada apretón de manos, en cada abrazo, en cada mirada.

Cada vez que le daba un apretón de manos, una palmada en el hombro y le decía cabronazo… sabes que me tienes aquí, sin abrir la boca.

Y él me miraba e igualmente sin decir nada, me contestaba, ya lo sé hijoputa, ya lo sé.

Habíamos hablado de la muerte, y sabíamos que estas cosas pasan.

Te he seguido mandando Whatsapp, y no me has contestado ni uno…

Por cierto de un tiempo a esta parte tu número de teléfono se lo han dado a un rumano, ya no te escribo más mensajes.

1 Comentario

Comentarios cerrados.