TV3 y Catalunya Ràdio, subvencionadas por todos los españoles, siguen siendo el altavoz de Puigdemont desde Bruselas

Veíamos este fin de semana una nueva entrevista a Puigdemont en la televisión pública catalana. Puigdemont utiliza TV3 para reivindicarse como president en activo, censurar la aplicación del artículo 155 por “ilegal” e insistir en las supuestas amenazas del Estado.

El expresidente de la Generalidad y candidato de JxC propone en esta entrevista votar si Cataluña quiere pertenecer a una UE de países “decadentes” y “obsolescentes”.

Las mismas tonterías, las mismas contradicciones, la misma hipocresía… pero su forma de entonar su discurso, esa solemnidad y cursilería al soltar gilipolleces es insoportable. Tanto o más que la televisión y la radio pública catalana gaste el dinero de todos los españoles en ponerle delante un micro.