Trapero será procesado por organización criminal y sedición

La sala de lo penal de la Audiencia Nacional ha confirmado el procesamiento del ex mayor de los Mossos Josep Lluís Trapero por organización criminal y dos delitos de sedición por “simular un dispositivo engañoso” para el referéndum independentista del 1-O suspendido por el Tribunal Constitucional, y por los días 20 y 21 de septiembre, durante el asedio a la Conselleria de Economía en Barcelona.

El tribunal también ha ratificado los procesamientos del ex secretario general de Interior de la Generalitat César Puig, y del exdirector de los Mossos Pere Soler, ambos por organización criminal y un único delito de sedición por el 1 de octubre, así como el de la intendente Teresa Laplana, en su caso, por sedición por los hechos del 20 y 21 de septiembre.

En lo que respecta al exjefe del cuerpo policial catalán, lo magistrados precisan en un auto que es “evidente que las tibias medidas de seguridad” durante los registros judiciales de septiembre “enmascaraban una absoluta condescendencia con los hechos”.

En buena lógica, al menos con la misma gravedad, habrían de ser juzgados los jefes políticos a los que obedecía Trapero, algunos de ellos presos, otros fugados y, la mayoría, libres y ejerciendo los mismos cargos o similares que tenían en aquellos días de septiembre del 2017. Los herederos de aquellas Cortes Regionales traidoras con el resto de España y los miembros de asociaciones y fundaciones facilitadoras del proceso.