Tortazo del PP

El Partido Popular se ha ganado a pulso el desprecio de los catalanes leales a España. Lleva años ganándoselo. Poco ha podido hacer García Albiol por evitarlo. Al fin y al cabo quien se presentaba a estas elecciones era, en realidad,  la actuación de Rajoy ante el separatismo.  Y la actuación de Rajoy ha contado con el desprecio absoluto de los catalanes leales a España y no por dura si no por blandengue.

Después de esta derrota en Cataluña y los resultados del PP en Vascongadas, el voto al PP en España se va convirtiendo cada día más en un voto inútil. Completamente inútil lo ha sido siempre desde el punto de vista político, es el PP quien nos ha traído hasta aquí,  y empieza a serlo desde el punto de vista electoral.

La derecha necesita aire fresco y limpio.  El PP apesta. Lo ideal sería que la derecha  se estructurara  alrededor de un centro derecha que ocupara Ciudadanos y de una nueva propuesta, una nueva derecha social, que no acabamos de ver completa en ningún partido político actual. Articularla es el reto inmediato.