Torrent se muestra dispuesto a dar otro golpe de Estado para investir a Puigdemont

Varapalo jurídico contra las aspiraciones de Carles Puigdemont y Junts per Catalunya (JpC) para recuperar el gobierno catalán. El Consejo de Garantías Estatutarias (CGE), órgano consultivo de la Generalidad de Cataluña, ha señalado en un informe que es inconstitucional y antiestatutario (vulnera artículos del Reglamento del Parlamento catalán y del Estatuto y la Constitución) que la reforma de la Ley de presidencia de la Generalitat y del Govern se tramite y apruebe «por el procedimiento legislativo excepcional de lectura única» -que acorta los plazos notablemente-, que el candidato a presidir la Generalitat no esté presente en el hemiciclo durante el debate y votación en la sesión de investidura en el Parlamento de Cataluña y que las reuniones del Consejo Ejecutivo del gobierno catalán se puedan celebrar fuera de Cataluña. El CGE solo ve viable -aunque recomienda «reformular» el redactado- que el gobierno catalán pueda utilizar «medios telemáticos» para sus reuniones, pero, eso sí, exige a los legisladores que concreten «el quórum necesario para la válida constitución de las sesiones del gobierno».

En resumen, los expertos juristas que forman el CGE y firman por unanimidad el dictamen -cuyo ponente ha sido Àlex Bas Vilafranca, que fue asesor de CiU- fijan que una investidura es «esencialmente personal y presencial» y, por lo tanto, no cabe, para este tipo de decisiones parlamentarias, «el supuesto del mecanismo de delegación».

Coincidiendo con la decisión del CGE y del TC, Roger Torrent (ERC), presidente del Parlamento catalán, convocó, ayer, un pleno para el próximo 3 de mayo, en cuyo orden del día figura la aprobación de la reforma, propuesta por JpC, de la Ley de presidencia de la Generalitat y del Govern. Está por ver, ahora, si, tras el varapalo del CGE, JpC, ERC y la CUP aprueban la norma, algo que volvería a situarnos a primeros del otoño del 17.

1 Comentario

  1. Este pobre paleto, alcalde de pueblo, al que el cargo le viene grande, muy grande, TIENE TODAS LAS PINTAS DE QUE PRONTO ACABARÁ TAMBIÉN EN PRISIÓN.
    ¡Y la verdad es que no me da ninguna pena, pues él mismo se lo está buscando, actuando de una forma totalmente partidista y separatista!
    Por lo visto no se ha enterado de que TIENE EL DEBER JURÍDICO DE REPRESENTAR A TODOS LOS CATALANES, no solo a los dos millones de separatistas, como mucho…

Comentarios cerrados.