Torra, otro paso de la hoja de ruta pactada con los separatistas catalanes. Por Juan E. Pflüger

Muchos venimos denunciando que desde que Alfredo Pérez Rubalcaba era ministro del Interior, hace ya más de diez años, se estableció una hoja de ruta que establecía el calendario de cesiones ante los separatistas vascos para que al final su victoria acabase siendo presentada como la del “estado de derecho”. Y así ha sido. Ahora vemos como los terroristas encarcelados acabarán siendo acercados a Vascongadas porque “ETA ha sido derrotada”.

Pero es mentira: ETA está en las instituciones, mantiene intacto sus arsenales, no ha colaborado en la resolución de los 350 asesinatos sin resolver y las víctimas vuelven a estar marginadas en las provincias vascas.

Algo similar está ocurriendo en Cataluña, y el último paso ha sido la elección de Quim Torra como presidente del gobierno autonómico. Un radical, racista antiespañol, sumiso a quienes dieron el paso de la declaración rupturista de hace un mes. Con ese perfil, el Gobierno de Rajoy nos lo presenta como un triunfo. El hombre que nos permitirá levantar la aplicación del artículo 155 de la Constitución porque normalizará la situación.

Nos venden que este ha sido el logro de la aplicación del artículo 155. Pactado por los tres partidos del sistema: PP, PSOE y Ciudadanos. Y ahora, Torra será el encargado de reconducir “a la normalidad las relaciones entre Cataluña y el resto de España”.

Y Rajoy le recibirá en Moncloa y Felipe en Zarzuela. Y ninguno de los dos tendrá en cuenta su declaración en Alemania, diciendo que acabará en la cárcel porque continuará con los pasos para la “independencia de la república catalana”.

Y al Gobierno le da igual. Porque cumple su papel en la hoja de ruta y permitirá mostrar como los separatistas que estaban antes eran menos radicales. Y se volverá a ello, a lo que “obligó” a decretar el 155 que no se ha aplicado. Y el españolito de a pié pensará que el Gobierno de España ha vuelto a triunfar, como hizo contra ETA. Y todo seguirá igual, menos España.