Toca subirse de nuevo al Orient Express y disfrutar de este «remake» innecesario.

Con un resultado elegante y un reparto plagado de estrellas, esta nueva adaptación cinematográfica de la famosa novela de Agatha Christie resulta bastante entretenida y, más o menos, satisfactoria. Poirot, gana mucho protagonismo en esta versión, abandonando el aspecto coral de la historia. El reparto lo completan, entre otros: Willem Dafoe, Judi Dench, Johnny Depp, Michelle Pfeiffer, Derek Jacobi, Daisy Ridley, Josh Gad y Penélope Cruz.

Después de 40 años desde que Lumet adaptara la magnífica novela de Christie, Branagh presenta su versión. Una película que gustará a cualquier desconocedor de las historias de Poirot, pero que no tiene nada que ofrecer a los que ya conozcan la última parada del viaje.