Tiempo de héroes

Vivimos u momento extraño en el que cualquiera, por más bien poca cosa, puede convertirse en un héroe. Si a la alcaldesa de Vilanova del Camí, Noemí Trucharte, le hubiesen dicho hace algún tiempo que sería noticia por poner una bandera de España en el balcón del Ayuntamiento para celebrar el día de la Hispanidad seguramente no habría dado crédito a sus informantes. Pero en este momento debe ser la única persona digna que quede por las filas del PSC y eso ha hecho que sus vecinos nacionalistas le hayan dedicado todo tipo de piropos e invitaciones para ocupar un armario de madera a dos metros bajo tierra.

El ejemplo de Noemí nos hace preguntarnos en qué momento el PSC, desligado por motivos estratégicos de las siglas matriz, decidió hacerle el caldo gordo a los nacionalistas. Nos hace preguntarnos qué se gana dividiendo a la sociedad y qué se consigue avanzando en la ruptura de una patria milenaria y, sobre todo, nos hace preguntarnos quién lo gana. Porque esto no es gratis ni por accidente. Bien por Noemí. Bien por la España sencilla que aguarda en cada rincón de la piel de toro.

1 Comentario

Deja un comentario