¿Te vas a la playa? Utiliza la playa como tu gimnasio particular

El “Beach Fitness” es una práctica deportiva que se ha puesto de moda en los últimos años. La clave está en aprovechar aquellos elementos que el entorno pone a tu disposición (como las escaleras de acceso a la playa, por ejemplo) para que entrenes tu cuerpo de manera similar a cómo lo harías en el gimnasio. Es un deporte para mantenerte en forma mientras tu centro deportivo favorito se encuentra lejos de ti. ¿Por dónde empiezo? Muy sencillo, entrena de la siguiente manera:

Primera parte: 25 minutos

Empieza suave, con 5 minutos de calentamiento; avanzando, por ejemplo, por el paseo marítimo junto a la playa. Tras calentar, salta literalmente a la playa, en donde empieza el verdadero entrenamiento. Primero haz “sprints” cortos sobre la arena y luego corre por la orilla del mar. Un pequeño descanso e inicia una sesión de “burpees”, seguida de levantamientos de tobillo. Ya de vuelta sobre el asfalto, realiza primero una serie de “lunges” seguidas de sentadillas con salto después. Avanza de nuevo por el paseo marítimo y acaba en carrera. Así termina la primera parte del entrenamiento, en la que hemos hecho cardio y ejercicios polimétricos.

Ejericios

Sprints en arena, carrera en la orilla, burpees, elevaciones con rodilla, sentadillas con salto, lunges, multicarreras.

Objetivo

Trabajo del tren inferior e incremento de las pulsaciones.