Sin ganas de San Fermines por culpa de La Manada

A dos semanas del chupinazo, Pamplona es un hervidero de feministas y planchabragas indignados con la decisión judicial de no prolongar -más allá de lo que marca la ley- la prisión provisional de los miembros de La Manada. Las líderes de las asociaciones feministas ya han dicho que tomarán las calles y que San Fermines será una reivindicación para que le corten el cachirulo a más de uno.

Así que estos San Fermines prometen ser un dechado de decoro y buen gusto, sin tetas al aire a lo Mardi Gras, borracheras descomunales ni canutos, «María» y «pirulas» en ningún sitio. Este año nos vamos a ahorrar el lamentable espectáculo de ver a jóvenes follando como perros en los parques, patosos y descalabrados por saltar de lo alto de una fuente. Habrá menos cogidos en los encierros y mucha más educación entre sexos como desea Dolera. Una maravilla, vamos.

3 Comentarios

  1. Está claro que el pobre chaval de la foto no quería lo que le están haciendo esas tres sinverguenzas, menuda jauría, y el resistiéndose como puede. Cuando entenderán las mujeres que cuando decimos NO, queremos decir NO.

    .. o No lo queremos decir???

  2. Y estas guarras, ¿son aspirantes a agredidas sexualmente, o más bien SON AGRESORAS SEXUALES?
    Pero claro, como ellas son mujeres, ya se sabe que pueden hacer lo que les salga del coño, y perdón por la expresión.
    He estado en los SANFERMINES hace años, cuando era más joven, y jamás vi tanta concentración de mujeres borrachas y salidas. Vamos que la mayoría van «buscando guerra».

  3. Carmen CALVO, que ya se ha casado varias veces, parece ser que se tiraba a su escolta en la época de Zapatero.
    Incluso se hizo ilusiones de casarse con él, pero obviamente el tipo la mandó a hacer puñetas.
    ¿SE IMAGINAN LA MISMA SITUACIÓN, PERO A LA INVERSA, un ministro tirándose a una escolta?
    Pero en este caso no pasó nada, nadie la denunció y todo el mundo lo vio lo más normal del mundo, PORQUE ELLA ES UNA MUJER LIBERADA, y se puede tirar a un simple empleado, cuyo trabajo depende de las despóticas decisiones de su jefa…
    Hubiera bastado con que se hubiera quejado de él PARA QUE LE HUBIERAN DESPEDIDO.
    En la vida ordinaria esto se llama ABUSO DE PODER, ACOSO SEXUAL, AGRESIÓN O ABUSO SEXUAL, ETC., pero en este caso no creo que nadie le dijera nada, ni siquiera el inútil del zapatones.

Comentarios cerrados.