Sigue la batalla jurídica contra el independentismo catalán

En este momento declaran los exmiembros de la Mesa del parlamento catalán ante el Supremo,  mientras tienen que rendir cuentas ante la justicia, pretenden por todos los medios lanzar mensajes publicitarios aprovechando la ocasión, igualmente reciben mensajes de apoyos de toda la patulea independentista. Omnium Cultural también lanza las soflamas de rigor, manifestando que  apoya a los exmiembros de la Mesa: porque a la democracia no se la juzga.

Igualmente Vidal Aragonés en la misma linea les ha dicho «Hacer política, desarrollar democracia, no es ningún delito»

Algunos de los miembros de la Mesa, se quejan de que la justicia no les devuelva la fianza que pagaron los independentistas en noviembre, esa fianza fue la que impidió que ingresaran en prisión. Razón por la cual, y entre otras cosas a fin de que no se puedan dar a la fuga, se deben mantener la fianzas acordadas, que para eso están, pero estos, con lo de la pela es la pela… Igualmente piden que se les devuelvan los pasaportes, cuestión absurda, por los mismos motivos.

Luis Guinó ha manifestado a la salida del Supremo: «Hemos explicado que la Mesa realizaba trámites parlamentarios»

Igualmente ha estado Anna Simó, la cual apenas ha estado declarando durante dos minutos, en los que ha negado reconocer los hechos de la acusación, manifestando además que su actuación estaba protegida por la inviolabilidad parlamentaria.

Todos los declarantes están haciendo declaraciones de puro trámite, con muchísima rapidez, en las que hacen constar sus negativas y su justificación.

La misma tónica ha sido la de Luis Corominas

Mañana habrán de declarar Meritxell Borras, Carlos Mundó y Santi Vila; también declarara la miembro de la CUP  Mireia Boya. El Miércoles se celebrará la vista para resolver los recursos para salir de la prisión y en ella declararán Turull, Josep Rull Raul Romeba, Dolores Bassa y Camen Forcadell.

Esperamos que a pesar de tantas declaraciones judicialmente no haya mayor transcendencia, ya que casi con seguridad se mantendrán todas las decisiones tomadas, si bien no nos faltarán titulares, por obra y gracia de la lengua fecunda de los independentistas.