Separatismo: ni una concesión ideológica y cultural más

El territorio que hoy se llama Cataluña forma parte de España desde que España es España. Y España no nace con los Reyes Católicos. España nace con la Monarquía Visigoda y se llamaba Spania  muchos siglos antes de que existiera la palabra Cataluña.

Cataluña se reunifica con el resto de España como parte integrante de la Corona de Aragón con los Reyes Católicos. Nunca existió Cataluña como nación y nunca existió la Corona Catalano-Aragonesa.

En 1714 Cataluña no lucha contra España. Cataluña queda bajo el control de una parte de españoles partidarios de un candidato distinto al de los Borbones para la Corona de España. Punto.

Cataluña no ha sufrido represión ni política, ni económica alguna jamás. Jamás se ha prohibido en Cataluña el uso libre del catalán. Jamás Cataluña ha sido una región económicamente perjudicada, al contrario ha sido siempre beneficiada por el resto de  España. Desde los Decretos de Nueva Planta hasta la España de Franco y la posterior Constitución del 78.

Hoy Cataluña goza de unos niveles de autogobierno muy difícilmente ampliables. Su respuesta ha sido la deslealtad y la traición de los separatistas. Es hora de que España dé un puñetazo sobre la mesa. Todos los catalanes deben lealtad a España. Un separatistas es un traidor.