Señores del 155: ¿Para cuándo TV3?

En la numerología propia de la lotería al número 22 se le conoce como los dos patitos, al 15 como la niña bonita y del 55 se dice que son los dos guardias civiles; yo no se si la contracción entre la niña bonita y los dos guardias civiles puede ser el 155, es decir: las Fuerzas del orden público cuidando a nuestra muy querida niña bonita Cataluña; también puede ser… dos civiles con una garrota, que algunos sólo así entienden.

La dejadez, la dejación de nuestros gobernantes ha hecho que día a día, año a año, el nacionalismo haya tomado fuerza, y se haya visto dotado de una legitimación que en absoluto tenía, hasta buscar a la Madre Patria en el terruño, porque la suya propia, España, no ha sabido estar a la altura, no ha sabido hacerse entender en un idioma común, no ha sabido hacerse respetar cuando era necesario, no ha tenido ningún problema en presumir de Cataluña, pero no ha sabido o no ha querido Españolear en las catalanas tierras, renunciando a su bandera, a su historia, y a la convivencia común de siglos de los habitantes catalanes junto con las gentes del resto de España. Y cuando eso sucede… se acaba pagando.

Una deficiente ley electoral que da más validez al voto de un payés de Gerona que a un urbanita barcelonés, o al voto de Cataluña por encima del voto del resto de España, una necesidad de aprobar presupuestos donde es necesario el voto de los nacionalistas, en definitiva las cosas mal hechas y en casi todos los casos por lo mismo; por la puta cobardía. Lo más que ha hecho el gobierno de España en esta crisis, ante esta traición, es la aplicación de un timorato 155 ante el intento de consumación de un golpe de estado con todas las de la ley. (O mejor dicho sin ellas).

El resto ha sido el poder judicial quien ha realizado una tarea más digna, no sabemos si mejor o peor, el tiempo lo dirá, pero al menos más digna, con arrestos, con capacidad de tomar decisiones, incluso cuando el viento no soplaba a favor. Pero lo que no es de recibo es que todo vaya a quedar en manos de la justicia, Rajoy no puede seguir escondido, asomando la cabeza por detrás de la dama de los ojos tapados. Ahora mismo, los principales cabecillas del golpe están huidos o en la cárcel, pero sin embargo la calle se sigue moviendo, las algaradas son constantes y desde la televisión pública catalana, desde los informativos y debates, azuzados por los agitadores profesionales, y por los profesionales agitadores, se está llamando a la desobediencia, se está llamando a la insumisión, se está llamando a la revolución, ¿a que se espera para que con lo que está lloviendo, el 155 intervenga en los medios públicos para desbaratar la resistencia?; ¿a que se espera para que se congele la imagen de Televisión y la frecuencia en la que emite la radio pública?. Quizás deberían emitirse mensajes de Su Majestad, tal como se hizo en el 23 F. Al fin y al cabo este golpe es más gordo y está durando más. Por cierto las convocatorias a la población a través de estos medios, provocaron ayer unos 35 heridos en un ratito. Empiezan a parecer pocos los del 1-O.

Los civiles del 155… que apaguen la tele… y la radio, y antes de salir que cierren la puerta.

descarga