Segundo beso en público de Rajoy a Cifuentes: A Judas le bastó con uno

El destino de Cifuentes está prácticamente escrito. La presidenta de la Comunidad de Madrid quiere mantenerse a toda costa en la Real Casa de Correos porque insiste en que ella no cometió ninguna irregularidad en el curso de posgrado que hizo en la Universidad Rey Juan Carlos en 2012. Sin embargo, en el Partido Popular tienen claro que “durará hasta el minuto anterior” a que se vote la moción de censura para derrocarla. El objetivo último es que Ángel Gabilondo no llegue a la presidencia de la Comunidad de Madrid.

A la mayoría de la dirección nacional del PP le hubiera gustado que la propia Cifuentes hubiera dado ya un paso atrás para no desgastar tanto la marca PP. Sin embargo, la baronesa madrileña cuenta con el apoyo inquebrantable de la ‘número dos’ del partido, María Dolores de Cospedal, que le ha pedido directamente a Rajoy que la sujete para no ceder a lo que considera un “chantaje” de Ciudadanos “intolerable”.