¿Seguirá pensando PP, Cs y PSOE  que lo acertado era convocar elecciones en Cataluña a toda prisa?

La brillante decisión del PP a propuesta de Cs de convocar las elecciones autonómicas en Cataluña a toda velocidad sigue dando los magníficos frutos previsibles. El Gobierno de la región catalana, como era fácil imaginar, será para los separatistas o no será para nadie. Ello aboca a otras elecciones que, posiblemente,  vuelvan a convocarse a toda prisa, con el consiguiente periodo de incertidumbre y el previsible idéntico puzzle electoral actual. El tortazo económico para Cataluña y para España seguirá.

O se interviene la educación durante tiempo y se interviene en los medios de comunicación durante tiempo o no se saldrá del atolladero. Hoy la educación sigue en manos de separatistas, por mucho que se haya aplicado el art. 155 y centenares de medios de comunicación se mantienen a base de las subvenciones de la Generalidad que se conceden, sólo, a medios separatistas. De igual forma con todo ello asociacionismo en Cataluña. Para que vamos a hablar de TV3.

La respuesta ideológica al separatismo del PP y de Cs sigue siendo poco más que Europa, la ley y, últimamente, el épico sensatez y sentido común de Rajoy.  Si nadie se mete a fondo en la batalla ideológica, hasta emocional, contra el separatismo, la guerra, a largo plazo, se perderá.