Sánchez ya empieza a cojear de su pierna separata y cobardona: infla a pasta a los separatas

Pedro Sánchez ya ha hecho la primera. Ha tardado na y menos. Y no hemos oído bufar al patriota Borrel, ni revolverse al astronauta. Como Torra se está portando tan bien, ha vuelto al orden constitucional y no dice a diario que busca la independencia, Pedro Sánchez le ha premiado levantando el control, valiente control llevaba el PP, sobre las cuentas de la Generalidad. Vamos, que Torra puede volver a hacer con la pasta autonómica lo que le dé la gana, es decir, financiar y engordar todo lo que sea separata en Cataluña y ahogar cuanto no lo sea.

Sin embargo hay una nota que señalar en lo que ha hecho Pedro Sánchez que le diferencia ya de esa especie de vaca mansurra y pánfila que era Mariano Rajoy. Pedro Sánchez, con 84 diputados, ha tomada una decisión por su cuenta y la ha llevado a cabo como Presidente del Gobierno incluso, por lo visto, pasando por encima de los pactado con Rajoy para mantener el control de las cuentas. Rajoy se pasó todo su Gobierno justificando su lamentable actuación frente al separatismo diciendo que todo lo tenía que pactar. Pedro Sánchez ha demostrado en un día más personalidad, para mal, pero más responsabilidad que Rajoy que no hacía nada porque no quería no porque fuera necesario pactar.

El panorama del problema catalán es terrible. Pedro Sánchez, como anunciamos en El Muro, ha empezado ya la política de cesiones. Serán cesiones que harán indigna a España y que, encima, ni siquiera servirán para contentar a los separatas.