Sánchez renuncia al control conjunto del aeropuerto de Gibraltar y May insiste en que Irlanda del Norte no entra en el lote

La desconexión británica ofrece aspectos curiosos por los que puede adivinarse quién manda y lleva el control en las negociaciones del Brexit. Mientras España hace unos meses planteaba su derecho a controlar conjuntamente con UK el aeropuerto de Gibraltar, en este momento, no se sabe si por debilidad del Gobierno Sánchez o porque en el doctor cum laude anida siempre la necesidad de perjudicar los intereses de España, ha decidido dejar de reclamar el legítimo derecho para no entorpecer el acuerdo de salida.

En el otro bando, Inglaterra, su primera ministra, Theresa May, ha dejado bien claro que el control de la frontera de Irlanda del Norte, su permanencia o su salida de la UE, son cuestiones que no entran a formar parte de acuerdo alguno. Innegociables. ¿Por qué? Porque Inglaterra nunca permitiría que un tercero o terceros le dicten su política en materia de colonias (y esto es más o menos lo que podría considerarse Irlanda del Norte), mucho menos, parte de su soberanía nacional (y esto es lo que considera Theresa May que es Irlanda del Norte).

España, con Sánchez, renuncia a Gibraltar. Cojonudo.

1 Comentario

  1. Debilidad para gobernar aparte, los socialistas (no solo Perro S.) están ahí (como siempre) para perjudicar los intereses de España. No es problema de un solo socialista (Perro S.) el problema mayor de eXpaña son todos sus progres que odian España a rabiar, y en segundo lugar sus conservadores acobardados que nunca hacen nada, salvo arreglar un poquito la economía para que los progres puedan seguir destruyendo España.

Comentarios cerrados.