Sánchez monta un mando único para luchar contra la inmigración ilegal. El fracaso está asegurado

La de vueltas que tiene que dar un demócrata de rancio abolengo para no reconocer que ha metido la pata hasta el corvejón. Después de hacerse cargo de todo bote salvavidas que flotase en el Mediterráneo, el presidente del Gobierno tuvo que admitir que había un repunte puntual en la ola migratoria, un pico, achacable, lógicamente, a las políticas de Aznar (que mucho jodió el tema pero al que no se le puede achacar el pico del 2018). Vamos, lo que se venía llamando hasta entonces el “efecto llamada”. Para controlar la avalancha de negros saltando nuestras fronteras o arribando en patera a nuestras playas, Sánchez tiró de talonario y, ahora que hasta el chico de los recados en esta materia del borracho de Jean-Claude Junker se preocupa por el tema y se da un paseo por España, Sánchez monta un mando único para coordinar las acciones en fronteras sin lastimar a los negros que saltan o navegan con rumbo a la invasión de España.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este viernes la creación de un “mando único operativo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE)” para centralizar la coordinación de todas las actuaciones relacionadas con la inmigración en las fronteras y el Estrecho.

El objetivo es “optimizar” los recursos que permitan “colaborar en impedir” la salida de embarcaciones de migrantes en países de origen y “evitar la llegada inadvertida” de pateras a España, en concordancia con la legislación internacional, pero “protegiendo la vida” y “respetando la dignidad” de los inmigrantes.

“Este mando único centralizará la coordinación y el seguimiento de todas las actuaciones vinculadas con la inmigración ilegal y los mecanismos necesarios para la utilización eficaz de todos los recursos humanos y materiales disponibles y la rápida y oportuna transferencia de información relativa a la inmigración”, ha explicado.

Sánchez ha puntualizado que este mando único será “operativo” porque las decisiones políticas las tomarán los responsables políticos. La nueva figura se centrará en la coordinación de actuaciones sobre inmigración.

También ha recordado que se destinarán 30 millones de euros este año para un “plan de choque” con el que se trabajará “a pie de playa” en la asistencia a los migrantes.

1 Comentario

Comentarios cerrados.