Sánchez en España, Torra en Cataluña. Un día siniestro

Pedro Sánchez es el nuevo Presidente del Gobierno español. Mariano Rajoy ha salido por la puerta de atrás de La Moncloa de una más que merecida patada en el culo. Lo doloroso de la patada es que es peor, mucho peor, el remedio que la enfermedad.

La entrada del PSOE en el Gobierno de España, apoyado en lo peorcito de toda la política española, es un hecho. ¿Es un Gobierno legítimo? Sin duda es un Gobierno legal construido sobre la estupidez de Rajoy de no verla venir y convocar elecciones a tiempo pero no nos parece un Gobierno legítimo. ¿Es el deseo de la mayoría de los españoles un Gobierno del PSOE apoyado en los separatistas y en Podemos? Pensamos que no.

Que en unas circunstancias como las presentes, en las que además las encuestas reflejan una realidad distinta a la actual aritmética parlamentaria, la salida decente era una convocatoria electoral es evidente pero precisamente porque saben que si el pueblo español votara Sánchez no gobernaría, el PSOE retrasará cuanto pueda unas elecciones. Es como saber que se Gobierna contra la voluntad del pueblo y, a pesar de ello, empeñarse en gobernar. Después se llenaran la boca con la palabra democracia.

Al mismo tiempo, Torra nombra Gobierno en Cataluña y decae, si es que alguna vez estuvo, el art. 155. Un día siniestro. Un día de izquierdas. Un mal día para España.