Sánchez desautoriza a Iglesias: Para negociar con los golpistas ya está el Gobierno de España

Pablo Iglesias va a visitar mañana a Junqueras, encerrado provisionalmente en Lledoners por los delitos de rebelión y malversación. Iglesias va a mediar con Junqueras para que Rufián apoye en el Congreso los presupuestos que firmaron a pachas Sánchez y él. Lo que quiere decir que va en nombre del 50% de los firmantes de los PGE y, por tanto, con la finalidad de garantizar la inversión realizada con Sánchez. Asegurar ese apoyo no puede suponer más que más concesiones y promesas para los golpistas.

A Sánchez lo de mañana le ha sentado como un tiro en el pie y lo ha hecho saber en una rueda de prensa en Bruselas en la que se ha tenido que justificar demasiado por el tema de los Presupuestos y la reacción de los ecónomos de la UE. “Negociaciones en nombre del Gobierno, las hace el Gobierno” -ha dicho tajante. Y lleva razón también. El caso es que Iglesias es ya el octavo pasajero, otro miembro y miembra más del Gobierno (en la sombra).

Pero, además, Sánchez lleva razón en que nadie le puede quitar a él el mérito de negociar con golpistas, terroristas y separatistas. ¡Hasta ahí podíamos llegar!