Rovira dice que la independencia no salió adelante porque tenían la confirmación, por parte del gobierno, de que, en tal caso, habría muertos. Muchos muertos

Lo ha soltado así, en RAC1, la emisora del Conde de Godó, que es tanto o más culpable de la intoxicación política separatista que Catalunya Ràdio, cuyo director, Eduard Pujol, se acaba de incorporar a la lista de Carles Puigdemont.

En esta entrevista-masaje, que no tiene desperdicio, Marta Rovira afirma que el gobierno de España les había asegurado, ¡ay!, que, si seguían con la independencia, habría sangre por las calles, que no se dispararía con pelotas de goma como el 1-O, que estaban entrando armas en Cataluña y el ejército español estaba llegando. “Puigdemont ya hablaba de violencia extrema”, aseguraba la heroína de hojalata.

Esta tipeja carece de la menor ética y vergüenza. ¡Así es la calaña separatista!