Rivera mendiga elecciones a Sánchez

Otro de los milagros obrados por Pedro Sánchez con su moción de censura es haber dejado absolutamente descolocado a Ciudadanos y a su líder, Albert Rivera pidiendo elecciones como una loca por los rincones. Albert Rivera quiere pactar lo que será con el nuevo presidente del Gobierno, desde un almuerzo de trabajo a una cita a ciegas. A la desesperada, y antes de asistir a la reunión anual del prestigioso club Bilderberg (masonada hortera como una boda en el chalet de los Iglesias-Montero), Rivera quiere sacar de Sánchez el compromiso de elecciones generales lo antes posible, seguramente porque le ha visto cara de tonto.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha ofrecido a Pedro Sánchez pactar esta semana la fecha de las elecciones generales de modo que tengan lugar en los próximos meses, permitiendo la aplicación de los presupuestos que ahora están en tramitación en el Senado y de manera que las urnas coincidan con “las elecciones andaluzas o con las siguientes elecciones”.

También ha retado al presidente del Gobierno a acordar una reforma “exprés” de la ley que regula la Fiscalía General del Estado para que el próximo fiscal sea nombrado por una mayoría reforzada del Parlamento.