Reunión en Berlín de Puigdemont con los diputados de JxCat para el asalto al Parlament

A Puigdemont no le queda otra que ser investido el próximo 14 de mayo. Es lo que quiere su partido, que contará para ello con la ayuda de la ANC en tanto en cuanto sea posible y no requiera otro proceso electoral en el que el nacionalismo catalán pudiera ser nuevamente derrotado, esta vez con mayor diferencia de votos. El Gobierno español está en shock; ni está ni se le espera. Tras siete meses y medio desde la pantomima del 1-O, Puigdemont prepara el asalto con todos sus ministros en Alemania, con absoluta tranquilidad, con total impunidad. El 155 ha sido derrotado en todos sus frentes y la única defensa seria y honorable en este recorrido ha sido la judicial, encarnada en el juez Llarena.

El portavoz adjunto de JxCat, Eduard Pujol, ha anunciado que la intención de su partido es investir a Carles Puigdemont antes del 14 de mayo. Puigdemont se ha reunido en Berlín con la práctica totalidad de sus diputados para abordar los pasos a seguir después de que el Parlament de Cataluña aprobara este viernes una reforma para intentar una investidura a distancia, contra la que el Gobierno español recurrirá.

La reunión empezó sobre las cuatro de la tarde, con casi una hora de retraso sobre el horario previsto, tras la llegada a la capital alemana de 28 de los 34 diputados de JxCataluña.

Entre los diputados reunidos en Berlín está Elsa Artadi, quien estos días ha sonado como posible candidata a ser investida como presidenta de la Generalitat catalana y quien antes de salir hacia la capital alemana declaró que en la reunión se trazará la hoja de ruta para los próximos 15 días.

En una consulta interna, cuyos resultados se han dado a conocer este sábado, los socios de la entidad soberanista Asamblea Nacional Catalana (ANC), se pronunciaron a favor de una investidura de Puigdemont, pero también rechazaron la posibilidad de repetir elecciones si él no puede ser el candidato.