Repugnantes declaraciones del ministro de Justicia

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha asegurado este lunes que en el Tribunal Superior de Justicia de Navarra y entre los profesionales de la justicia en región, «todos saben» que el juez que dictó un voto particular en el caso de ‘La Manada’, Ricardo González, tiene «algún problema singular» y ha considerado que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) debería haber actuar «preventivamente» contra él.

En estas declaraciones puede verse la bajeza moral de un personaje, el ministro de Justicia, ante el linchamiento público de uno de los jueces que quedan bajo su amparo. En lugar de defender, no vaya a ser que puedan perder el voto de las feministas y los feministos, ni corto ni perezoso, busca el canto rodado más apropiado y descarga su pedrada en la lapidación sumarísima a la que está siendo sometido el juez Ricardo González.

«Me sorprende, sobre todo entre los miembros de la carrera que conocen el caso, que cuando todos saben que alguna persona tiene algún problema y tiene una situación singular, el Consejo no actúe y luego se produzcan resultados singulares. Eso se podría haber evitado», ha señalado en declaraciones a Cope.

El titular de Justicia ha explicado que él no conoce personalmente a ese juez, pero ha asegurado que el magistrado Ricardo González tiene «algunos expedientes ya abiertos», aunque ha rehusado explicar cuál es el problema con él.