Refugees Welcome: otra mentira más de la falsa solidaridad independentista, esperpentos, caridades mal entendidas

Cuando estalló toda la pamparrada de la movida Refugees Welcome- Ayuda a los presuntos refugiados del conflicto sirio, seguramente la Comunidad Autónoma que más se volcó en ayudar a estas gentes fue Catalunya. En mi tierra la palabra “amanece que no es poco” parece ser el leitmotiv de nuestro día a día. Sucede algo en la Conchinchina e ipsofacto se moviliza para mover tierra y mar para estos conchinchinoides.
Sucede lo de estas gentes y sin pensarlo todo el pueblo catalán, menos algunos pocos más y la que esto suscribe, que parece que ya no tenemos ni derechos ni voto. La sociedad se moviliza en masa por y para intentar acoger (yo creo que sólo lo hacían para quedar bien) sin pensarlo a decenas de miles de personas; se inician campañas, se promueven conciertos, fiestas reivindicativas, protestas, presiones, etc. con el lema “volem acollir” (queremos acoger). Bien con el tiempo han demostrado otra vez más lo inútiles que son.
Ha sucedido… lo mismo que ha sucedido a nivel político y social, el hecho de ser un pueblo que parece un rebaño de borregos adscritos todos a la última moda, que ahora conlleva volcarse únicamente a la lucha, por la vuelta a casa de los delincuentes que están presos debido a la represión del Estado opresor español.
Me pregunto ya de paso… los números del concierto por los refugiados y otras tantas actividades, ¿dónde está el dinero recogido?, ¡cuantas mentiras inventadas en pro de estas gentes!. Ya nadie clama por esos refugiados de guerra ni dan la matraca, ahora la principal lucha es la liberación inmediata de esos “presos políticos”, vulgarmente llamados delincuentes en otras esferas más racionales.
Ahora me viene a la mente, otra situación similar: la los manteros. Los impresentables de la CUP de Barcelona, son tan antirracistas y tan antifascistas que propusieron una buena solución de vida para estas gentes que vienen del subsahara: decidieron ponerlos a faenar en barcos. Bien, sin ser licenciados en Harvard, es público y notorio, que estas gentes lo que menos saben es nadar, de ahí que muchos se ahoguen en el Mediterráneo. Pero estos de la working class de la CUP… yo me pregunto … ¿por qué no se pondrán a trabajar ellos a pico y pala? o a faenar y a dar algún día una idea brillante en su vida.
Así es como funciona su gran solidaridad, sólo de cara a la galería, para luego hacerte sentir mal, hacerte creer que tus pensamientos están equivocados, que, somos egoistsas, racistas y xenófobos.
Supongo que con limitarme a no ser una hipócrita mental me viene suficiente.
Laura y Punt, para EMDPE