Referéndum en Irlanda para el asesinato -amparado por la ley- de inocentes

Irlanda celebra hoy un referéndum histórico en el que sus ciudadanos decidirán si permiten al Parlamento cambiar la legislación sobre el aborto, una de las más restrictivas en la Unión Europea.

Más de tres millones de irlandeses están llamados a las urnas -miles empezaron a votar el jueves en las islas- para revocar o mantener la Octava Enmienda del Artículo 40.3.3 de la Constitución, por el que se otorga el mismo derecho a la vida a un bebé no nacido que a la madre.
Según este artículo, que entró en vigor en 1983, solo se le permite a la mujer abortar en caso de que el embarazo suponga un riesgo para la salud. Desde que se aprobara la primera ley del aborto en el país en 2013, la ley contempla el aborto cuando haya riesgo de suicidio. En las papeletas, una simple pregunta que puede cambiar la historia de los últimos 35 años: ¿Aprueba la propuesta de modificar la Constitución contenida en el proyecto de ley mencionado más abajo? 
De parte del Sí, el Gobierno y toda la patulea izquierdosa, feminista y perrofláutica, los progres, las putas y gente de mal vivir; del No, la gente sencilla, la Iglesia y todo en el que no se encuadra en los grupos anteriores del Sí.