Rajoy está superado. Rivera, échalo y a elecciones

Rajoy está absolutamente superado por la situación catalana y ya ha preparado, con su pacto con su amigo leal el PNV, todo el escenario necesario para que la misma situación se reproduzca en Vascongadas y Navarra. No hay duda de la incapacidad mental y moral de Rajoy para afrontar una solución firme ante el separatismo vasco y catalán.

No estamos seguros de si Albert Rivera está en condiciones o no de forzar el fin del gobierno pepero. Lo que sí está claro es que la posibilidad existe aunque pudiéramos llegar a una situación de Rajoy apoyado en el PNV y, ojo, en el PSOE que, por lo visto, tan lealmente se está portando con el Gobierno de Rajoy ante el problema catalán. Manda huevos.

Si Rivera quiere servir a España, hacer ver de verdad la gravedad de la situación y ganar unas elecciones es el momento de dar un puñetazo sobre la mesa, retirar todo apoyo a Rajoy y exigir ya unas elecciones generales que permitan desalojar de la Moncloa al imbécil de Rajoy. Si el PP desapareciera y sus votos se repartieran, a falta de mejor opción, entre Cs y Vox habría que brindar con champán y podríamos volver a tener esperanza en España.

Por cierto, a lo que el PP llama madurez, sus pactos con el PNV y sus tejemanejes torpes frente al separatismo catalán, cualquier español decente lo llamaría cobardía e indignidad.