Quim Torra y Carlos Puigdemont, dos moñas en Waterloo

Muchas veces, el problema de que dos tantos alcancen cotas difícilmente superables de estupidez es que encuentran un micrófono al que cantar sus sandeces. En Waterloo, lugar habitual de residencia de Carlos Puigdemont hasta que ocupe su celda en Estremera, hay mucho idiota europeo con ganas de ponerles ante una cámara.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha advertido de que Cataluña “vive en peligro” y ha llamado a “acentuar” la reacción ciudadana ante la sentencia del ‘procés’, además de pedir que se “exhume a Franco” de las instituciones de un Estado que tiene “tics franquistas” y una “concepción totalitaria”.

En una entrevista en El Punt Avui TV realizada en Waterloo (Bélgica) junto al expresidente Carles Puigdemont, Torra ha opinado que, si se analiza la historia de Cataluña en los últimos años, se aprecia que los catalanes viven “en peligro en diferentes formas”. “Fusilamientos, exilios, prisiones, embargos… ¿Qué le pasa a España con Cataluña y los presidentes de la Generalitat?”. El president ha aludido a la “operación Valle de los Caídos” del Gobierno de Pedro Sánchez, en la que “el gran problema es la exhumación de Franco, cuarenta años después”.

“Nosotros querríamos que se quite a Franco de las instituciones españolas, esa es la auténtica exhumación que exigimos. No basta con sacar a Franco de la tumba, sino de todas las estructuras del Estado. Yo veo tics franquistas en muchas estructuras del Estado y en muchas respuestas del Estado”, ha aseverado.

Para el ‘president’, la respuesta que dio el Estado el 1-O ese día es “incomprensible” sin darse cuenta de “hasta qué punto hay una concepción totalitaria en gran parte del Estado español de resolver una cuestión democrática como plantea Cataluña”.

Torra ha augurado un “otoño complicado” en el que ha pedido que la Diada del 11S sea “masiva y la gente vuelva a la calle para dar fuerza a la república catalana”, como también ha aludido a la próxima sentencia del juicio del ‘procés’