¿Quieren los obispos una televisión para competir con Paramount?

13Tv, la televisión de la Conferencia Episcopal, ha pasado de tener una linea de centro a no tener ideas. A lo que se dedica es a crear una televisión de películas reduciendo la producción propia y con el claro objetivo de arrinconar los contenidos religiosos. Y es que… ¡con la iglesia hemos topado!

En los últimos meses, directivos de la cadena están llevando a cabo un plan estratégico, que ha provocado el despido de gran parte de la plantilla y un “desmantelamiento del canal” portándose de forma asquerosa con sus trabajadores. Fuentes internas de la cadena califican el comportamiento de la cúpula del canal de “impresentable” y “poco serio”. Vamos, muy en la línea del comportamiento de los obispos en general.

A los despidos de Nieves Herrero, Carlos Cuesta, Alfredo Urdaci, María Pelayo, María Vico…, entre otros, se suma el de Inés Ballester, presentadora de “Viva el cine español” y Patricia Betancort y Ricardo Altable, que conducían el programa de sucesos “Detrás de la verdad”.

De lo poco que queda en la cadena es el ínclito Antonio Gimenez que se cree que lo sabe todo y no deja hablar a nadie en “El Cascabel”.

La verdad es que 13Tv se ha convertido en un bodrio tremendo. Lo sentimos por los trabajadores de esta cadena.

¡A hacer puñetas!

3 Comentarios

  1. La contribución de la Iglesia al discurso de valores imperante es no defender la moral cristiana. En eso está TRECE. Lo siguiente será sumarse a la nueva moral, la que ahora se va dictando desde la ONU. Al tiempo.

  2. Hace ya tiempo que he dejado de ver ese bodrio de televisión, así como de escuchar la Cope, pues sus contenidos son radicalmente opuestos a la religión católica
    Y no solo eso, sino que voy a dejar de poner la X en la declaración de la renta, pues tenemos una iglesia total y absolutamente DESNORTADA, empezando por el Pontífice máximo, el argentino ese que no para de hablar, y cada vez dice una cosa distinta…

Comentarios cerrados.