Puigdemont respalda la candidatura de Jordi Sánchez, fija su residencia en Berlín y anuncia la formación de gobierno en el exilio desde Bruselas

El circo Puigdemont, con sus payasos y trapecistas, ha dado otro golpe de efecto con una rueda de prensa desde Berlín, engolfado ya sin sonrojo con el Comité de Derechos Humanos de la ONU, la asociación más torcida del mundialismo.

El expresidente catalán Carles Puigdemont ha llamado al Estado a dejar de «interferir» en el Parlament y le ha invitado a «cambiar de estrategia» para respetar los «derechos» políticos que a su juicio tiene el número dos de JxCat, Jordi Sànchez, para ser candidato a presidente de la Generalitat.

En una rueda de prensa en Berlín, Puigdemont, líder de JxCat, ha reafirmado así la propuesta de candidatura de Sànchez para la presidencia de la Generalitat, pese a estar encarcelado en Soto del Real (Madrid), después de que el Comité de Derechos Humanos de la ONU aceptara a trámite la demanda que presentó el exlíder de la ANC.

Tras recordar a sus compañeros que se encuentran «injustamente» en prisión y en el «exilio», Puigdemont ha destacado que los tres candidatos propuestos para dirigir la Generalitat han terminado en prisión (Jordi Sànchez, Jordi Turull y él mismo).

Sobre su escaño de diputado en el Parlamento catalán, Puigdemont ha insistido en que «no tiene por qué» renunciar al acta de diputado para facilitar una investidura.

Además, Puigdemont ha anunciado que fijará su residencia en Berlín hasta que termine el proceso judicial en Alemania. Después su intención es volver a instalarse en Bélgica para formar, según ha afirmado, el gobierno de la república en el exilio.

1 Comentario

  1. 1. Y todo este CIRCO, ¿quién lo paga?
    2. Parece evidente que lo pagamos nosotros, con el dinero malversado en la Generalidad…, a pesar de las promesas de MONTORO, de que todo estaba controlado.
    URGE LA DIMISIÓN O CESE DE MONORO Y DE LA VICETODO, Y PRONTO, VICENADA…

Comentarios cerrados.