Puigdemont, premio John F. Kennedy

La ocurrencia es tan buena que merece que toda España se ponga manos a la obra para lograr el objetivo. Es la última de los pensadores y publicistas del Procés: conseguir aupar a Carlos Puigdemont en redes para que le sea concedido el premio John F. Kennedy al servidor público más valiente, mayor galardón que se puede otorgar a un funcionario en EEUU. Bajo determinadas circunstancias, el galardón también se lo puede llevar un extranjero no estadounidense, así que el soberanismo ha puesto todos los huevos en la cesta para que las redes sociales hagan de Puigdemont el próximo en llevarse el título.

En la nota de postulado del candidato puede leerse: “Tras ser acusado de rebelión por organizar un referéndum de independencia democrático el 1 de octubre de 2017, la maquinaria de represión española le forzó al exilio. La mayoría de catalanes lo quiere como presidente, sin embargo, España le ha puesto en orden de captura. Ahora es libre de viajar por el mundo pero no puede regresar a España debido a la fuertemente politizada justicia española, la cual también sufre su propia crisis lastrada por la corrupción y los vínculos con el fascismo“. El texto, que recuerda un poco a la cabecera de El equipo A, sublima todos los tópicos con los que se viene adornando la causa.

Sería precioso y divertido que 45 millones de votos nos diesen a los españoles una primera linterna (así es el trofeo) John Fitzgerald Kennedy. Para el año que viene deberíamos postular a Echenique, a Rufián o a la Colau. Es todo un reto.

Desde esta web usted mismo puede conseguir que Carlos Puigdemont sea galardonado. Recuerde: Sí se puede.