Puigdemont no quiere que el TS le llame “huido”

A Puigdemont no le han gustado nada los términos en los que la Sala de lo Penal del TS se ha referido a su persona. Considera que es injusto que sus señorías digan que, desde el pasado 30 de octubre, fecha en las que tomó las de Villadiego y fijó su residencia en Bélgica por lo que le pudiese pasar en España a la vista de lo que les estaba sucediendo a sus cuates de golpe, Junqueras’n’Co, es un “huido”. Considera, el ex presidente de la Generalidad, que es más propio el término “exiliado” o “procesado ausente” y mucho más cercanos al verdadero sentido de su salida precipitada de España, más propia de ratones ante la presencia del gato que de auténticos hombres. La Sala del TS le ha respondido que se vaya a recoger calçots a las afueras de Waterloo.

Es muy gracioso el pelocho.