Pues, ‘pa’ puta, la de Compromís

Son tan buenos, tan cándidos, tan solidarios, tan empáticos, tan cívicos en Compromís que, a la vista de las imágenes que nos deja la guerra de los lazos amarillos, están por no retirarlos porque son libertad de expresión y no quieren profundizar en el animo corrosivo que está trayendo la iniciativa separatista de llenar de basura amarilla todas las calles de Cataluña y de los municipios aledaños.

La diputada de Compromís Marta Sorlí ha subrayado hoy la conveniencia de no alentar la «tensa situación» que se vive en Cataluña por la polémica de los lazos amarillos y ha pedido que no se retiren de las calles al considerar que se trata de una muestra de la «libertad de expresión».

En declaraciones en el Congreso antes de asistir a la Comisión de Fomento de la Cámara Baja, Sorlí ha admitido que a raíz de los enfrentamientos en Cataluña por la retirada de los lazos amarillos «se están viendo ciertas imágenes que preocupan bastante» y por ello ha instado a «estar más calmados que nunca».

Se trata, ha añadido, de una situación «muy compleja» en la que todos tienen que ser «muy responsables» y «respetar» todas las manifestaciones de «un lado y otro».

En este sentido, ha explicado que se debe procurar que ninguno «se sienta agredido» al quitar lo que en su opinión es «una expresión pública de un desacuerdo» y que además se hace de manera «democrática y pacífica».