Pretenden que el Papa abjure de la doctrina de la Iglesia, y adore el becerro de oro de los LGTB

Este humilde redactor, como el Papa, opina que  igual que hay que perseguir al pecado y no tanto al pecador, con la homosexualidad al menos en niños, ha de suceder lo mismo, no se les puede machacar ni física ni dialécticamente hablando, hay que intentar comprenderles mejor, rezar por ellos, pero la psiquiatría puede ser parte de la solución de tanto niño blandito.
Al cierre de esta noticia la diplomacia Vaticana cobarde, ladina y ejemplo de como se ha de nadar y guardar la ropa, ha corregido al mismo Papa, diciendo que cuando habla de psiquiatría lo habla no para curar, puesto que no es una enfermedad, sino para ser ayudados a aceptarse a sí mismos, no es la primera vez que los voceros vaticanistas corrigen al Papa, por salirse del guión, siempre tienen la disculpa de su espontaneidad y del uso del Italiano ya que no es su lengua.  De flipar. ¡Qué vergüenza! y todo esto ante la avalancha de críticas de las asociaciones LGTB, que llaman a Francisco irresponsable, acusándole de que sus comentarios podrían ser homófobos; de hecho el Vaticano ha retirado el comentario papal con la alusión a la homosexualidad del resumen oficial que se publica. 
Al final va a resultar verdad la existencia de una mafia rosa, de un lobby gay dentro del propio Vaticano. 

2 Comentarios

  1. Así vamos. La Iglesia, complaciendo a los que ni pertenecen a ella, ni siguen sus enseñanzas, ni la respetan, ni condenan las persecuciones que sufre. A los fieles, que les den… eso sí, que no les manden al psiquiatra.

  2. Francisco, anticristo, papa negro, jesuita, sólo te falta que esta secta lgtbita te ponga mirando «pa» Cuenca. Así no te va a creer ni Dios. Prueba de ello es que gran parte de los católicos españoles ya no practican y más con tu servil actitud ante #elvallenosetoca. Vete a freir espárragos, satanista trajeado de blanco.

Comentarios cerrados.