¿ Por qué pagamos los polvos del Rey?

Hombre… yo creo, que no hacía falta ser tan directo, pero ahora que Cataluña está lanzada en un descenso a toda velocidad, cuesta abajo y sin frenos… todo vale.  Cualquier crítica contra España es buena, da lo mismo que sea una investigación contra Verdasco en tenis, que España haya quedado fuera del mundial o que Leticia se ponga pendientes de Tous, todo vale, y como no cuando se encuentra un filón como el de los líos de bragueta del ínclito emérito. Es cierto que han sido muchos, es cierto que cuando uno tiene el puesto que tiene no puede ser un Rasputín asalta-damas, un promiscuo peligroso que ha podido poner incluso en liza la seguridad nacional si es cierto que filtró a su amante archivos del CNI, para asegurar que Corinna fuese intocable si él moría, pero de ahí a decir como dice Rahola en la pública TV3, ¿que si hemos de pagar los polvos del Rey?, me parece al menos de mal gusto, y de un nulo estilo de alguien que se supone que ejerce de periodista.

Es cierto que Televisión Española hizo mutis por el foro, a la hora de hablar de tan impresentable señora, y que sólo habla de la monarquía para abrir los telediarios haciendo publicidad institucional. Y justo en ese momento para compensar las carencias de la televisión nacional, en la catalana, cuando Melero le mostraba a Pilar Rahola la propuesta de Pilar Urbano, que consistía en que Felipe, el rey, echase de la familia a su padre, esta con la poca vergüenza que le caracteriza, soltó una de sus coces habituales, algo absolutamente lógico para esta mula mediática, que se reía públicamente ante el título del programa de Melero: Caen Juan Carlos, Rajoy y Cristiano Ronaldo. España no se reconoce.